Mindfulness Barcelona
Para solicitar información puede llamar al
639 341 304

PNL Y ATENCIÓN PLENA

16/08/2012

Nuestra capacidad de influir en nuestras circunstancias depende en gran parte de nuestra forma de ver las cosas. Nuestras creencias sobre nosotros mismos y sobre nuestras propias capacidades, además de la manera en que percibimos el mundo y las fuerzas que en él actúan, afectan a lo que encontramos factible.

La manera en que vemos las cosas afecta tanto a la cantidad de energia con que contamos para hacerlas como a nuestra elección de hacia adónde canalizar la energía que tenemos.

Cuando somos capaces de movilizar nuestros recursos internos (PNL) para enfrentarnos con ingenio a nuestros problemas, por lo general la energia del propio problema nos ayuda a orientarnos para salir adelnate.

Viendo un navegante, como metáfora, como orienta la vela para aprovechar mejor la fuerza del viento, y, si sólo sabemos navegar con el viento en popa, únicamente llegaremos allí donde éste nos empuje. Sin embargo si sabemos cómo usar la energia del viento y, tenemos paciencia, a veces, podemos llegar donde deseamos.

Si queremos emplear la fuerza de nuestros problemas tendremos que estar sintonizados. Tendremos que aprender a seguir adelante bajo la presión de todo tipo de condiciones estresantes; no sólo cuando hace sol y el viento sopla exactamente como queremos.

Controlando lo controlable y desocupándose de lo demás.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.